Psi 2018 Ribera del Duero

38,32 

PSI es el proyecto más reciente de Peter Sisseck en la Ribera del Duero, con el que busca ofrecer un perfil de vino más fresco y frutal, es decir, sin la concentración que caracteriza a sus codiciados Flor de Pingus y Pingus. Se trata de un vino más cercano al jugo de frutas, frutas rojas especialmente, de fresas y frambuesas, aunque también de arándanos. Un vino jugoso, intenso en boca, con notas especiadas y muy sutiles de crianza, delicioso y refrescante.

PSI se elabora con uva procedente de viticultores con las que la bodega mantiene estrechos acuerdos de colaboración, con viñedos equilibrados, plantados en vaso sobre suelos de distinta composición y con una edad media de más de 30 años. La maceración tiene lugar en depósitos de cemento, para conseguir el máximo de aromas de la fruta; y la crianza, en depósitos de cemento, en grandes tinas de roble y en barricas no nuevas.

Algunos grandes críticos como Luis Gutiérrez, del equipo de Robert Parker, admiten haber recordado las viejas añadas de Tinto Pesquera al oler este vino, quizás por su elegancia y su carácter de tinto abierto pero con capacidad de envejecimiento, algo muy difícil de encontrar entre los vinos tintos de la actualidad. Todas las uvas para su elaboración proceden de viñedos al norte y el este de Aranda de Duero, una de las zonas más frescas de la denominación, que, sumadas al enorme conocimiento y sensibilidad de Peter Sisseck se traducen en un vino fresco y señorial que gana precisión con cada añada. Cuenta, además, con un muy pequeño porcentaje de garnacha en su corte, fruto del ímpetu con el que la bodega ha luchado para que las viejas cepas de tan dulce variedad no fuesen arrancadas. Sin duda, se trata de un vino magnífico para adentrarse en el universo personal de uno de los elaboradores que más ha hecho por la denominación ribereña en los últimos tiempos.

Vol. De Alcohol: 14%

Agotado

Información adicional

Peso1 kg

datos nutricionales